EXORCISMOS  


Los exorcismos sirven para expulsar a los espíritus cuando Sé hallan posesionados de alguna
persona, a la cual hacen padecer horriblemente con sus tentaciones y tormentos. A veces le
sugieren pensamientos extraños y palabras repugnantes, y aun le obligan a lanzar blasfemias y
gritos furiosos.



Es conveniente saber antes de proceder a la curación, si la enfermedad es ocasionada por
hechizos o si es natural, pues a veces ocurre que una enfermedad desconocida para los
médicos, se atribuye a causas sobrenaturales. Cuando esto sucede puede salirse de dudas
ejecutando lo siguiente:



Se procurará que una persona provista de un talismán exterminador coloque su mano derecha
sobre la cabeza del enfermo, diciendo con fe y voluntad:



‘Yo te ruego y ordeno, espiritu desconocido en nombre del Ser Supremo y del admirable
Adonay. me declares el motivo de hallarte atormentado en este cuerpo que cubro con mi mano.
También deseo me digas qué es lo que pretendes al hacerlo asi, yo te ofrezco si me obedeces,
rogar a Dios por ti para que sea purificado y transportado a donde moran los ángeles
celestiales".



El objeto de esta oración es saber si el espiritu anda errante por el mundo en demanda de
caridad y de oraciones, pues en el momento que le digan: “Yo te ofrezco, si me obedeces rogar
a Dios por ti”, etc., el doliente queda sosegado y tranquilo; mas si esto sucede se arrodillarán
todos los circunstantes y elevando el alma a Dios recitarán de nuevo la Indicada oración.

Se ha de advertir que lo mismo pueden hallarse aposentados en nuestro cuerpo los espíritus
buenos no perfectos, que los malos o de daño y por lo tanto, cuando el enfermo se halle
tranquilo por la virtud de la oración precedente, se ha de suponer que quedará libre mediante
los ruegos que todos los días se dirijan al Altisimo en demanda del perdón y purificación del
espíritu, el cual en agradecimiento, dejará de molestarle; mas si es espíritu fuera del mal o de
daño se conocerá en que, al oir la oración, causará más tormentos y molestias al enfermo. En
este caso se tratará de expulsarle acudiendo a los exorcismos.



Si el enfermo no percibe modificación ninguna. es prueba de que su enfermedad es puramente
natural.



PRECEPTO O EXCONJURACION A LOS DEMONIOS

PARA QUE NO MORTIFIQUEN AL ENFERMO

DURANTE EL TIEMPO QUE DUREN

LOS EXCORCISMOS



“Yo, como criatura de Dios, hecho a su semejanza y redimi­do con su sangre, os obligo por este
precepto, demonio o demonios, para que cese vuestro delirio y dejéis de atormentar con vues­
tras lujurias Infernales, este, cuerpo que os sirve de aposento. Se­gunda vez os cito y notifico en
el nombre del Soberano Señor, fuerte y poderoso, que dejéis ya este lugar y salgáis fuera de él
no volviendo jamás a ocúparlo. El Señor sea con todos nosotros, presentes y ausentes, para
que tú. demonio, no puedas jamás atormentar las criaturas del Señor. Huye, huye. o de lo
contrario serás amarra­do con las cadenas del Arcángel Miguel y humillado con la oración de
San Cipriano dedicada a deshacer toda clase de hechicerías”

En seguida se dirá la siguiente



ORACION A SAN CIPRIANO



“Como siervo de Dios y criatura suya, desligo del espíritu maligno cuando éste tiene ligado. En
el nombre del Divino Crea­dor a quien amo desde que lo conozco, con todo mi corazón, alma y
sentidos, y a quien prometo adorar eternamente, y agradecer también los beneficios que cual
padre amoroso me concede sin tasa ni medida, yo te ordeno, espíritu del mal, que te separes en
el acto de este cuerpo que estás atormentando y le deles libre de tu presencia para que pueda
recibir dignamente las aspersiones de! agua exorcisada que, cual lluvia, echo sobre él. diciendo:
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espiritu Santo (se hace así).

que viven y reinan eternamente: por las virtudes que poseen los

espiritus superiores, Adonay, Eloim y Jehovan. cuya presencia y fortaleza Invoco en este acto.
Amen.



Todas estas invocaciones deben ser hechas con gran fe y amor de Dios. y es seguro que
Satanás, no aguardará al final del exorcismo que va a continuación, para dejar libre al enfermo Q



EXORCISMO PARA LIBRAR A LAS PERSONAS

DE LOS MALOS ESPIRITUS

En el nombre de San Cipriano y de parte de Dios Tres veces santo, por la potestad de los
espiritus, superiores Adonay. Eloimy Jehovan y Mitraton, yo N (1 ),absuelvo el cuerpo de N.
para que sea libertado de todos los malos hechizos, encantos y sortilegios. ya sean produddos
por hombres o mujeres. ya por cualquiera otra causa. Dios sea alabádo y glorificado y se digne
disponer que todas los sortilegios queden desechos. destruidos, desligados y reducidos a nada,
para lograr de este modo que el cuerpo de N. quede libre de todos los males que padece.



¡Dios grande y poderoso sea tu nombre glorificado y que por vuestra soberana Intercesión sean
obligados a retirarse los espiritus que as hayan aposentado en el cuerpo de N. cesando ya él
sortilegio que los causadores de este daño han empleado. Yo os conjuro y mando desaparecer
sin que jamas podáis entrar a este cuerpo en el cual hago tres cruces (2) y le bendigo con el
agua exorcizada a al nombre del Padre, Hijo y del Espíritu Santo que amparen y protejan a N.
para que jamás se vea atormentado.



Al decir estas palabras se le rociará con agua bendita.

Es conveniente saber que el que ejecuta el exorcismo ha de estar colocado a la derecha del
enfermo, y que las cruces han de hacerce precisamente de izquierda a derecha.





EXORCISMO PARA LIBRAR LA CASA DE ESPIRITUS

TENTADORES



Os conjuro. espíritu rebelde, habitante y arruinador de esta a que t demora nl pretexto
desaparezcais de aquí haciendo





(1) Aquí dirá su nombre el que opera.



Se hará con el dedo pulgar de la mano derecha una cruz en

la frente; otra en el pecho y otra en el vientre del enfermo.

disolver cualquier maleficio que hayáis echado vos o alguno de vuestros ayudantes: por mí lo
disuelvo cantando con la ayuda de Dios y de los espiritus de luz. Adonay. EIolm y Jehovan,
quino además, atarte con el precepto formal de obediencia, para que no puedas permanecer. ni
volver, ni enviar a otro, ni perturbar esta casa, bajo la pena de que seas quemado eternamente
con el Luego de pez y azufre dentudos.



Se bendecirá toda la casa con agua exorcizada y se baria cruces por todas las paredes con el
cuchillo de mango blanco, diciendo:



“Yo te exorcizo, criatura-casa para que seas libre de los espiritus tentadores que te han hecho
su morada".

Es bueno saber que cuando los espiritas malignos se muestran en las casas haciendo ruidos y
dando golpes sin atacar. las personas, es porque no tienen dominio sobre ellas, bien porque en
sus manos llenen la marca de la cruz de San Bartolomé o bien porque el hechizo sólo les
permita molestar sin tocar a las personas.



EXORCISMOS CONTRA LOS PEDRISCOS

Y HURACANES

Tanto la conjuración como las cruces se han de repetir cua­tro veces en la dirección de los
cuatro puntos cardinales.

“Yo os conjuro, nubes, huracanes. granizadas, pedriscos y tormentas. en el nombre del gran
Dios viviente de Eloim, Jehovan y Mitraton, a que os disolváis como la sal en el agua sin cau­sar
daño ni estrago ninguno”.

Dicho esto a tomará cuchillo de mango blanco y se harán con él cuatro cruces en el aire como si
se cortara de arriba abajo y de izquierda a derecha.